Bodas de plata: Cómo y cuándo celebrar este aniversario

Para llegar a los 25 años de casado, antes hay que pasar por las bodas de hierro, bronce, aluminio o acero. Sin embargo, la plata es un metal semiprecioso que representa nobleza y valor; un significado que podemos trasladar a nuestro matrimonio. Simbolizando la fuerza de esa unión que se ha mantenido inquebrantable durante un cuarto de siglo.

Llegar a los 25 años de matrimonio es todo un logro, de ahí que sean las primeras bodas que se celebran por todo lo alto. Más adelante se celebrarán las bodas de oro a los 50 años, las de diamante a los 60 o las de platino a los 65; pero estos 25 años representan unión, constancia y compromiso entre la pareja. Seguro que durante este largo periodo han surgido problemas de todo tipo que habrán superado juntos, una razón de más para celebrar la fortaleza de vuestro matrimonio.

Ceremonia de bodas de plata

La celebración de las bodas de plata involucra diferentes tradiciones. Por lo regular, cuando la boda original incluyó una ceremonia religiosa, las bodas de plata suelen incluir una renovación de votos matrimoniales.

Esta ceremonia es una de las más emblemáticas, pues a través de ella, los novios no solo agradecen las vida y experiencias que han construido juntos, sino que también se comprometen a mantener y seguir trabajando la relación.

Cuando la boda original se celebró únicamente por el civil, también se puede organizar una ceremonia similar de renovación de votos, aunque no tiene valor legal formal.

Así mismo, algunas parejas que no celebraron una ceremonia religiosa durante la primera boda, deciden hacerlo en las bodas de plata.

Ideas para bodas de plata

Siendo el 25 aniversario de su boda, parece evidente que la plata será la protagonista de la celebración. Es el caso de la decoración, los elementos plateados deberían dominar sobre el resto. Así, podrán apostar por las cintas y flores blancas para decorar las mesas o el salón. También en el vestido: el novio suele vestir de negro, y aunque la novia no está sujeta a un dress code como el día de la boda, los vestidos plateados, en tonos claros o neutros, siempre son un acierto. Por si fuera poco, puede ir acompañado por un ramo de flores plateadas.

Siempre se puede hacer un pequeño detalle a los invitados, mientras que la plata vuelve a mandar en los regalos para los novios: un reloj especial bañado en plata, una placa conmemorativa en plata, colgantes o abalorios bañados en este metal… Tenéis la opción de añadir una inscripción con cualquier elemento que os recuerde vuestra relación. Un viaje es otro regalo que nunca falla, una segunda luna de miel. Otras ideas para bodas de plata interesantes son servir la misma tarta nupcial que se sirvió 25 años atrás o combinar la música de la boda original con canciones actuales.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo